sábado, 27 de marzo de 2010

24 de marzo

Esta fue la foto que quise subir al facebook el feriado pasado










Mi autor, indignado, no lo creyó gracioso ni oportuno, y decidió que cambiemos nuestra foto de perfil por esta otra:









Me negué, argumentando que era indebida tal imposición, que tenía una obligación para conmigo, su creatura. Le hable de muerte y de antítesis, del absurdo que algo sea y no sea, del infortunio que yo, personaje con un destino, la esencia de mi ser, me encuentre irrealizado.
Él me habló de libertad, mientras yo hacía un dibujito:











Cansado de mi, me llamó estúpido y antagónico,
e impuso nuestra nueva foto de perfil, que al menos tiene un touch de individualidad:












Abatido, cansado, me burlé diciendo nunca digas nunca.
Me sonrió, finalmente, mientras recordaba:



"Me celebro y me canto a mí mismo.
Y lo que yo diga ahora de mí, lo digo de ti,
porque lo que yo tengo lo tienes tú
y cada átomo de mi cuerpo es tuyo también".

4 comentarios:

Ri dijo...

hace unos años mi mama estaba sonriendo por algo, me dijo que era por algo importante, que no entendí bien.
habia hecho un guiso

Raul dijo...

este blog cada dia es mas patetico
sos un pesimo escritor y ni siquiera vos te la crees de que te da risa
dedicate a otra cosa

cacofonía dijo...

te la crees de que te

Claude dijo...

Hola Raúl, si me creyera un escritor, te pediría que me expliques tu comentario.
Escribo, porque aunque no creas que yo lo crea, me divierte, y por otra parte, más que un fin estético, encuentro en el blog un medio de expresión.
Me dedico a otras cosas, no pensé que esto pudiera calificar como una dedicación.