domingo, 26 de octubre de 2008

Creo que es el fin de este blog, no se

Hoy quiero hablar de mí. Quiero descubrirme e intentar definirme en algunos aspectos.

Yo no soy quien ustedes creen. Incluso los mas perceptivos; que entienden que esta imagen que doy de mi es solo una construcción que me divierte, que uso para ser antagónico y así poder expresarme, que quizás ya absorbe mi verdadera identidad, y estoy entrando en el punto central de esta reflexión: cuales son los límites que tiene mi personaje, y hasta donde puede seguir actuando; me desconocen.

Mis amigos me rotulan y también me desconocen.

En verdad nadie podría conocerme, por que no se quien soy. Construyo mi ser para tener una cara visible, para que me quieran y me odien. Un aspecto de esa cara es este blog.

¿Pero realmente difiero de los demás?, ¿Acaso, de alguna forma, no somos todos un personaje, e incluso muchos lo saben? Si, y ahora es clara la diferencia que creo tener con respecto a los demás: yo no creo en nada.

Mi ser construido tiene leyes, bases, una estructura y un orden, como el de todos. Pero yo no creo en leyes, dudo de principios que si no cumpliera me harían sufrir muchísimo. Dudo de principios que practico. Y esta duda que comenzó en el colegio secundario, como un descubrimiento adolescente, el despertar del sueño de la inconciencia, siguió dentro mió, alimentándose y haciéndome descreer de todo, todo lo que antes quería y creía valioso.

Quizás deba cerrar el blog, y darle fin a este personaje, que no es muy lindo y me da tristeza, y crear otro, que me haga feliz, que no dude que exista el amor, o aunque sea que no lo niegue, y pueda amar.

2 comentarios:

Mai dijo...

Te has descrito mejor que nunca...
y justo cuando lo hacías abandonas la tarea...
Jaja!
Saludos!!

:agustinajazmín dijo...

Tiene un aire a Pessoa y a sus bellos heterónimos. Un airecito, al menos.